Está en Refranero Castellano > Refranes de regiones de España

REFRANES DE REGIONES DE ESPAÑA


ANDALUCÍA

Al andaluz, hazle la cruz, y si es de Utrera, desde fuera.
Al andaluz, hazle la cruz; si es sevillano, con la una y la otra mano; si es cordobés, hasta con los pies.
Al andaluz, hazle la cruz; al sevillano, con toda la mano; al cordobés, con el envés.
Al andaluz, muéstrale la cruz; al extremeño, el leño.
Andaluz con dinero y gallego con mando, ya estoy temblando.
Cuando el andaluz canta, una pena tiene en la garganta.
Del andaluz guarda tu capuz.
Frailes de Castilla y monjas de Andalucía.
Llevar aceite a Andalucía, necedad sería.
Por San Fernando, en Andalucía están segando, pero por Cantabria sigue lloviendo y tronando.

ARAGÓN

A fuer de Aragón, a buen servicio, mal galardón.
Aragonés, ¡ay de la casa que está un mes!, y si está un año, ése con daño.
Aragonés, falso y cortés.
Aragonés, por excusar deja de gastar.
Aragonés vuelve la puerta como la ves.
Aragonés tozudo, mete el clavo en la peña, y dale para que entre, en la punta con su cabeza.
Aragoneses y navarros, en cuanto a tercos, primos hermanos.
Aragoneses, navarros y riojanos, en lo bruto son primos hermanos.
Cuando mea un aragonés, mean dos o tres.
De Aragón, ni buen viento, ni buen varón.
De Aragón, ni buen vino ni buen varón.
De Aragón, ni hembra ni varón.
Dios te guarde de moza navarra, de viuda aragonesa, de monja catalana y de casada valenciana.
Ebro traidor; naces en Castilla y riegas Aragón.
El aragonés fino después de comer tiene frío.
El cierzo y la contribución tienen perdido a Aragón.
El que fue a Sevilla perdió su silla y el que fue a Aragón se la encontró.
El viento y el varón no es bueno de Aragón.
La jota nació en La Mancha, y se crió en Aragón, por eso los de Consuegra la bailan mucho mejor.
La jota nació en Valencia, se cantó en Aragón, y llegó a Navarra con buena entonación.
Navarrico, navarrico, no seas tan fanfarrón, que los cuartos de Navarra no pasan en Aragón.
Por San Antón, las cinco y con sol, en Valencia, pero no en Aragón.
Quien va a Castilla y deja a Aragón, trae dolor de corazón.

ASTURIAS

Asturiano ni mulo, ninguno.
Asturias es España y lo demás, tierra conquistada.
Asturias, montes verdes, negros valles de minerales.
El asturiano es loco y vano, poco fiel y mal cristiano.
Gallegos y asturianos, primos hermanos.
Hombre asturiano, vino puro, y lanza en la mano.
La mujer como la manzana, asturiana.
La mujer y la manzana han de ser asturianas.
Los enemigos del alma son tres: gallego, asturiano y montañés.

CANTABRIA

Al montañés, ni le fíes ni le des.
Con gente de montaña, no basta maña.
El montañés y el gorrión, los más tunos de la nación.
El montañés, por defender una necedad dice tres.
Gente de montaña, al mismo diablo engaña.
Gente de montaña, gente con maña.
Los enemigos del alma son tres: gallego, asturiano y montañés.
Por San Fernando, en Andalucía están segando, pero por Cantabria sigue lloviendo y tronando.

CASTILLA

¡Caray con los castellanos, que al frío le llaman fresco!
A cuenta de los gitanos, hurtan muchos castellanos.
A gallego pedidor, castellano tenedor.
Ancha es Castilla.
Carnero castellano, vaca gallega, arroz valenciano.
Castellano fino, el pan, pan y el vino, vino.
De Castilla el trigo, pero no el amigo.
Ebro traidor que naces en Castilla y riegas Aragón.
El campo de Castilla en mayo brilla.
En Castilla, el caballo lleva la silla.
En Castilla, nueve meses de invierno y tres de infierno.
Frailes de Castilla y monjas de Andalucía.
Gente castellana, gente sana.
Lo que quiere Castilla: llover de noche y sol de día.
Los castellanos tienen más lengua que manos.
Otoño en Castilla, es maravilla.
Por agarrar una silla, el político promete villas y Castilla.
Quien es necio en su villa, es necio en toda Castilla.
Quien va a Castilla y deja a Aragón, trae dolor de corazón.

CATALUÑA

Al catalán no le hagas mal, porque es pecado, ni bien, porque es mal empleado.
Bien come el catalán, si se lo dan.
Convite de catalanes, una vez en vida y otra en muerte.
Dicen que los catalanes de las piedras sacan panes.
Dios te guarde de moza navarra, de viuda aragonesa, de monja catalana y de casada valenciana.
El catalán, bueno para coger y malo para soltar.
El catalán, de piedras hace pan.
El catalán, si no te la hizo, pensándola está.
Quien ruin fuere en Roma, ruin será en Cataluña.
Tetas, culo y pezuña, Cataluña.
Venganza de catalanes ni a mis enemigos alcance.

EXTREMADURA

Al andaluz, muéstrale la cruz; al extremeño, el leño.
Anda, mozo anda, de Burgos a Aranda, que de Aranda a Extremadura yo te llevaré en mi mula.
De Extremadura el aceite, pero no la gente.
En Extremadura las encinas dan jamones y los carrascos salchichones.
Extremeño, cerrado de barba y de mollera.
Fariseo y extremeño es lo «mesmo».
Los de Extremadura, barriga llena y mala catadura.
Sea extremeño, y más que sea leño.
Si sopla el oeste en Extremadura, el temporal mucho dura.
Soria pura, cabeza de Extremadura.

GALICIA

A falta de hechiceros, lo quieren ser los gallegos.
A gallego pedidor, castellano tenedor.
Aire gallego, escoba del cielo.
Andaluz con dinero y gallego con mando, ya estoy temblando.
Carnero castellano, vaca gallega, arroz valenciano.
Como soy gallego, ni pago ni niego.
Galicia es la huerta y Ponferrada la puerta.
Gallegos y asturianos, primos hermanos.
Los enemigos del alma son tres: gallego, asturiano y montañés.
Mete en tu pajar al gallego, y hacérsete ha heredero.
Moza gallega, nalgas y tetas.
Ni perro negro, ni mozo gallego.
No fíes en perro que cojea, ni en amor de gallega.
Portugal claro y Galicia oscura, vendaval sin duda.
Quien entra en Galicia casado sale.

LA RIOJA

Aragoneses, navarros y riojanos, en lo bruto son primos hermanos.
Si Castilla fuera vaca, La Rioja fuera la riñonada.

MADRID

Alcalá me da voces, Madrid me llama, Guadalajara me dice que no me vaya.
A quien Dios quiso bien, en Madrid le dio de comer.
Aquí y en Madrid, desnudan a un santo para otro vestir.
A Sevilla me he de ir a buscar un sevillano, que los mozos de Madrid mucha paja y poco grano.
Cuando salí de Madrid hasta las piedras lloraban, porque me dejaba allí lo que yo más adoraba.
De Madrid a Getafe ponen dos leguas, una ya llevo andada y otra me queda.
De Madrid al cielo, y en el cielo. un agujerito para verlo.
De Madrid al cielo, y un agujerito para verlo.
De Madrid, los extremos, de Valladolid, los medios.
El aire de Madrid es tan sutil que mata a un buey y no apaga un candil.
En Humanes no te pares, en Fuenlabrada, poco o nada, en Leganés un mes, y en Madrid, entrar y salir.
En Madrid, como en Linares, veinte mulas son diez pares.
En Madrid como en Sevilla, quien pilla, pilla.
En Madrid, con ser corte, dice la gente: «hespital» y «pirroquia», «hespicio» y «juente».
En Madrid, con ser Madrid, si un noble se corta un dedo echa la sangre encarnada como cualquier gallego.
En Madrid, con ser Madrid, venden huevos y patatas; pero no he visto vender narices para las chatas.
En Madrid, con ser Madrid y su población tan grande, sale el sol por la mañana y se pone por la tarde.
En Madrid no hay dinero, más que en la calle de Toledo.
Entre las muchas ciudades que en mi corazón están, más de veinte son capillas, y Madrid, la catedral.
Ese, bárbaro fue a Madrid y bárbaro volvió a venir.
Hijos de Madrid, uno bueno entre mil.
Los jardines, de Valencia; la nobleza, de Madrid; trigo, de Valladolid; y de los sabios la ciencia.

MURCIA

De una puta y un gitano, nació el primer murciano.

NAVARRA

A Navarra volveré por el canto de la jota, por el juego de pelota; a Navarra volveré, digo, por el jugo de la bota.
Aragoneses y navarros, en cuanto a tercos, primos hermanos.
Aragoneses, navarros y riojanos, en lo bruto son primos hermanos.
¡Cómo quieres que yo cante y que temple mi guitarra, si es San Fermín y estoy lejos de la capital navarra.
Con estampa de nobleza, boina roja en la cabeza, camisa y pantalón como la cal, no te vayas de Navarra.
Con olivos y desiertos, con hayas entre las nieves, Navarra es un continente.
Con un «piazo» de pan y un trago, una guitarra y un «rial», pasa un navarro la vida lo mismo que un cardenal.
Cuando los sembrados en Navarra empiezan a despertar, hombres y mujeres del campo empiezan a cantar.
De la mar el mero, de la tierra el carnero y de Navarra el rico cordero.
De Navarra salió, de Navarra saldrá; el coraje y la gente que amenaza y que da.
De Navarra, ni mujer ni tronada.
Dios te guarde de moza navarra, de viuda aragonesa, de monja catalana y de casada valenciana.
El navarro en robustez, a nadie cede la vez.
Estella la bella, Pamplona la bona, Olite y Tafalla, la flor de Navarra.
La jota nació en Valencia, se cantó en Aragón, y llegó a Navarra con buena entonación.
La más poblada tierra, Navarra.
Llegando San Andrés, las fiestas en Navarra, de tres en tres.
Los mejores neblíes de las Hacinas; los mejores azores de Navarra.
Más quiero pan y cebolla en Navarra, que en otros sitios haberes y abundancia.
Mayorazgo de Navarra: dos nueces y una castaña.
Navarra siempre adelante.
Navarra tiene noventa villas, nueve ciudades y novecientos lugares.
Navarrico, navarrico, no seas tan fanfarrón, que los cuartos de Navarra no pasan en Aragón.
Navarro, ni de barro.
Navarro, ni de barro, ni pegado a la pared.
Pamplona la bella, Tudela la maja, Tafalla y Larraga el corazón de Navarra.
San Gregorio Ostiense, bendice los campos, a Navarra, y a sus gentes.
Se oyó en el cielo una jota, que hizo a San Fermín llorar, se la cantaba un navarro, que el encierro no verá.

PAÍS VASCO

Nariz larga y poco culo, vasco seguro.

VALENCIA

Carnero castellano, vaca gallega, arroz valenciano.
De Valencia son las flores, de Sevilla los toreros, y de Hellín las chicas guapas y los ricos caramelos.
Dios te guarde de moza navarra, de viuda aragonesa, de monja catalana y de casada valenciana.
En Valencia, medicina; en Salamanca, eruditos; teólogos, en Alcalá; y en Valladolid, jurisperitos.
La espada valenciana, el broquel barcelonés, la puta toledana y el rufián cordobés.
La jota nació en Valencia, se cantó en Aragón, y llegó a Navarra con buena entonación.
Los arrozales valencianos alimentan a muchos humanos.
Los jardines, de Valencia; la nobleza, de Madrid; trigo, de Valladolid; y de los sabios la ciencia.
Por San Antón, las cinco y con sol, en Valencia, pero no en Aragón.



| Refranes sobre pueblos y ciudades de España | Volver al Refranero |


© Refranero Castellano