Está en Refranero Castellano > El refranero y los veranillos españoles

EL REFRANERO Y LOS VERANILLOS ESPAÑOLES

Los «veranillos» son episodios atmosféricos en los cuales, en el hemisferio norte, se produce una subida de las temperaturas durante algunos días del final del verano o principios de de otoño, para luego recuperar la progresión de bajada de temperatura típica del otoño.
La cultura popular también define como «veranillos» a episodios parecidos de subida de temperaturas que tienen lugar en primavera.


Veranillo de las lilas y el cuco

En las últimas semanas de abril puede haber una subida de temperaturas que se conoce con el nombre de «veranillo de las lilas y el cuco». San Marcos es el 25 de abril.

San Marcos tiene un verano, que además de ser cortico, no viene todos los años.


Veranillo de las rosas y el ruiseñor

En la segunda quincena de mayo suele haber una ligera subida de temperaturas y se alcanza el denominado «veranillo de las rosas y el ruiseñor», ya que coincide con el periodo de apertura de esas flores y con el canto del ruiseñor.


Veranillo de San Miguel o Veranillo de los Arcángeles

A finales de septiembre, cerca de la festividad de San Miguel, 29 de septiembre, las temperaturas pueden volver a subir como si retornara el verano. Durante este «veranillo» pueden alcanzarse temperaturas superiores a los 30 grados en España.
También se le conoce como «veranillo de los Arcángeles» porque el 29 de septiembre se celebra la festividad de los Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael.
A veces, el veranillo de San Miguel termina de forma brusca con la llegada de una borrasca desde el Atlántico, fenómeno conocido como el «cordonazo de San Francisco».

En septiembre, a fin de mes, el calor vuelve otra vez.
El verano de San Miguel faltará muy rara vez.
Todo fruto viene bien con calor por San Miguel.
Por San Miguel, gran calor, será de mucho valor.
Por el veranillo de San Miguel están los frutos como la miel.
Por San Miguel los higos son miel.
Por San Miguel, primero la nuez, la castaña después.


Veranillo de las rosas otoñales

A mediados de octubre, puede haber un periodo cálido con subida de temperaturas, que se conoce como «veranillo de las rosas otoñales» o «veranillo del Pilar» o «veranillo de Santa Teresa».
Puede estar precedido por el «cordonazo de San Francisco», 4 de octubre, un fuerte temporal de lluvias y fuertes marejadas en la mar debidas a borrascas provenientes del Atlántico.

Hacia la Virgen de El Pilar, comienza el tiempo a cambiar.
Veranillo de Santa Teresa en seguida cesa.


Veranillo de San Martín o Veranillo del membrillo

A mediados de noviembre, poco antes de la llegada del invierno, por la festividad de San Martín de Tours, 11 de noviembre, puede aparecer un periodo sin lluvia, con temperaturas más altas que el resto del mes que dura solo unos pocos días, después del cual regresa de nuevo el frío.
También se le conoce como «veranillo del Membrillo» porque estas fechas coinciden con el final de la época de la maduración y recolección del membrillo.
El nombre de este «veranillo» se asocia a San Martín, santo que dividió su capa en dos partes para cubrir a un mendigo que estaba desnudo y muerto de frío y Dios lo recompensó proporcionándole una meteorología agradable para compensar el frío del invierno. Santa Isabel de Hungría es el 17 de noviembre y San Andrés el 30.

El veranillo por San Martín ha de venir.
El veranín, por San Martín ha de venir.
El veranillo de San Martín dura tres días y fin.
De San Martín a Santa Isabel veranillo es.
Ya en el veranillo, la madurez del membrillo.
Ya en el veranillo de San Martín, el membrillo llega a su fin.
Veranillo del membrillo, por San Andrés concluido.



Volver al Refranero


© Refranero Castellano