Está en Refranero Castellano > Refranes sobre la alegría

REFRANES SOBRE LA ALEGRÍA

A la cara más fea, la alegría la hermosea.
Al hombre bullicioso y alegre, nadie le teme, el callado y triste, es el temible.
Alegría amagada, candela apagada.
Alegría no comunicada, alegría malograda.
Alegría que es fuerza que se pierda, ¿qué importa que no venga?
Alegría secreta, candela muerta.
Alegría ten, y vivirás bien.
Alegría y pobreza y no pesares y riqueza.
Alegría y tristeza muerte acarrean.
Alegría, belleza cría.
Alegrías y pesares, te vendrán sin que los buscares.
Barriga vacía no tiene alegría.
Barriga vacía, corazón sin alegría.
Beber es todo medida: darle alegría al corazón y sin perder la razón, darle razón a la vida.
Bienaventurado el vino, pues con él, la alegría vino.
Cada día, su pesar y su alegría.
Cada día, trae y lleva penas y alegrías.
Castañas, nueces y vino, son la alegría de San Martino.
Como la noche al día, sigue el pesar a la alegría.
Con la barriga vacía, ninguno muestra alegría.
Con la tripa vacía, no hay alegría.
Con tripa vacía, poca alegría.
Con tripas vacías, no hay alegrías.
Cuando la alegría a la sala llega, el pesar está subiendo las escaleras.
De cuantos bienes Dios envía, el más estimable es la alegría.
Deja la cama al ser de día y vivirás con alegría.
El huésped dos alegrías da, cuando viene y cuando se va.
El huésped dos alegrías da, una cuando llega y otra cuando se va.
El trabajo bien hecho da alegría en el pecho.
En casa del jugador loco, la alegría dura poco.
En casa del pobre, dura poco la alegría.
En tiempo alegre, deja lo que entristece.
En tripa vacía no cabe alegría.
Entre mozas y mozuelos, alegrías y duelos.
Goza con alegría tu poco; que menos que tú tienen otros.
Hay alegrías sosas y tristezas sabrosas.
Haz la noche noche, y el día día, y vivirás con alegría.
La alegría alarga la vida.
La alegría baja del cielo, la tristeza sube del infierno.
La alegría en el alma sana se cría.
La alegría es don de Dios y bondad del corazón.
La alegría es flor de un día.
La alegría es gran medicina, pero no se vende en la botica.
La alegría es un tesoro que vale más que el oro.
La alegría es víspera del pesar.
La alegría rejuvenece y la tristeza envejece.
La alegría rejuvenece; la tristeza envejece.
La alegría tan presto es ida, como venida.

La alegría y el baile, para todos es saludable.
La alegría y la leche, agriarse suelen.
La alegría y la pena compartida, siempre van divididas.
La alegría, consiste en tener salud y la mollera vacía.
La alegría, Dios la da y el diablo la quita.
La alegría, tan presto es ida como es venida.
La cara más fea, la alegría la hermosea.
La familia cuando viene da alegría, pero cuando se va, más todavía.
La larga visita la alegría quita.
La mucha alegría y la mucha tristeza, muerte acarrean.
La primera copa es la de la sed; la segunda, por compañía; la tercera es alegría y la cuarta tontería.
La prudencia en la persona, muchas alegrías proporciona.
Los huéspedes, dos alegrías nos dan, cuando vienen y cuando se van.
Más vale un día alegre con medio pan, que uno triste con un faisán.
Nadie suspira de alegría, sino de pesar y melancolía.
Ni olla sin tocino, ni alegría sin vino.
No hay alegría sin vino.
No son iguales todos los días; los más traen penas, los menos, alegrías.
Para vivir con alegría, hijos sanos y hacienda en medianía.
Placer y alegría tan pronto ida como venida.
Planta y cría y tendrás alegría.
Planta y siembra y cría, y vivirás con alegría.
Quehacer trabajoso, quita alegría y reposo.
Quien nada tiene, con poco está alegre.
Quien no buscó amigos en la alegría, en la desgracia no los pida.
Quien vive alegre, hasta fortuna tiene.
Riqueza sin compañía, no es alegría.
Salud y alegría belleza cría, atavío y afeite cuesta dinero y miente.
Salud y alegría, belleza cría.
Si vives alegre, rico eres.
Sin alegría la vida infierno sería.
Sin alegría no quiero ni honras ni dineros.
Sin alegría, hasta la eterna gloria mal sabría.
Sin alegría, yo nada querría.
Son más los días que las alegrías.
Todo día tiene su noche, toda alegría tiene su pena.
Tripa vacía, corazón sin alegría.
Tripa vacía, ni ilusión ni alegría.
Un vaso de vino añejo, da alegría, fuerza y buen consejo.
Una hora de alegría compensa diez malos días.
Una hora de alegría es un año de buena vida.
Una hora de contento vale por ciento.
Una onza de alegría vale por una libra de tristeza.
Víspera del pesar, la alegría será.
Zumo de parras, la alegría de la casa.




Volver al Refranero


© Refranero Castellano