Está en Refranero Castellano > Refranes sobre comer y beber

REFRANES SOBRE COMER Y BEBER



A buen hambre no hay pan duro.
A comer, beber, bailar y gozar que el mundo se va acabar.
Bebe poco y come asaz, duerme en alto y vivirás.
Beber con medida alarga la vida.
Beber y comer, son cosas que hay que hacer.
Beberás y vivirás.
Bebido con buenos amigos sabe bien cualquier vino. 
Bueno es beber, pero no hasta caer.
Bueno es el vino cuando es del fino. 
Bueno es pan duro cuando es seguro. 
Callos y caracoles no es comida de señores. 
Caracoles de abril para mi, los de mayo para mi hermano, y los de junio para ninguno. 
Carnero castellano, vaca gallega, arroz valenciano. 
Come a gusto y placentero y que ayune tu heredero. 
Come niño y crecerás, bebe viejo y vivirás.
Come poco y cena temprano si quieres llegar a anciano.
Come y bebe que la vida es breve. 
Comer ajo y beber vino no es desatino. 
Comer se ha de hacer en silencio, como los frailes en sus conventos. 
Comer sin apetito hace daño y es delito.
Comer sin trabajar no se debe tolerar. 
Comer sin vino es miseria o desatino. 
Comer sin vino, comer mezquino. 
Comer, besar y rascar, es solamente empezar. 
Comida de aldeanos, sin manteles, pero mucho y sano.
Como come el mulo, caga el culo.
Con azúcar y miel hasta los caracoles saben bien. 
Con la barriga vacía ninguno muestra alegría.
Con pan y vino se anda el camino. 
Con una despensa llena se guisa pronto una cena. 
Con viandas ajenas no cuesta dar cenas. 
Cuando el vino entra, echa el secreto afuera.
Cuando no hay lomo tocino como. 
De golosos y tragones están llenos los panteones. 
De grandes cenas están las sepulturas llenas. 
De hambre a nadie vi morir, de mucho comer cien mil. 
De la mar el mero y de la tierra el carnero. 
De la mar el salmón y de la tierra el jamón.
De un cólico de acelgas nunca murió rey ni reina.
Dejar de comer por haber comido, no hay nada perdido. 
Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo.
El buen vino añejo hace al hombre niño y remoza al viejo.
El buen vino no merece probarlo quien no sabe paladearlo.
El chorizo no es dañino si se cuece en vino fino.
El comer a muchos mata, y la dieta a muchos salva.
El que tiene vergüenza, ni come ni almuerza.
El vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre. 
Encima de la leche, nada eches. 
Frijoles con coles, pedos a montones.
Hay que comer para vivir, no vivir para comer.
La mejor medicina es la buena comida.
Los duelos con pan son menos duelos.
Más vale ir bien comido que bien vestido.
Ni bebas sin comer, ni firmes sin leer.
Ni casa sin vino, ni olla sin tocino.
Ni comer sin beber, ni mear sin peer.
Ni mesa sin pan ni ejército sin capitán.
No comer por haber comido, nada nos hemos perdido.
Pan, uvas y queso, saben a beso.
Por San Andrés, el vino nuevo añejo es.
Tripa vacía, corazón sin alegría.
Una manzana cada día, el médico te ahorraría.


Volver al Refranero


© Refranero Castellano