Está en Refranero Castellano > Refranes sobre «más vale»

REFRANES SOBRE «MÁS VALE...»



Más vale a quien Dios ayuda, que quien mucho madruga.
Más vale acostarse sin cena que levantarse con deuda.
Más vale agua del cielo que todo el riego.
Más vale al cuerdo la regla que al necio la renta.
Más vale al paso andar que correr y tropezar.
Más vale algo que nada.
Más vale amenaza de necio que abrazo de traidor.
Más vale amigo a la puerta, que pariente a la vuelta.
Más vale amigo de cerca que hermano de lejos.
Más vale amigos en la plaza que dineros en el arca.
Más vale apiadar que curar.
Más vale aprender de viejo que morir necio.
Más vale aprovechar que tirar.
Más vale bien amigada que mal casada.
Más vale bien comido que bien vestido.
Más vale bien morir que mal vivir.
Más vale bollo en paz que hogaza en guerra.
Más vale buen amancebado que mal marido velado.
Más vale buen amigo que mal marido.
Más vale buen vecino que pariente ni primo.
Más vale buen viento que fuerza de remos.
Más vale buena amistad que ruin parentesco.
Más vale buena cazuela que guapa mozuela.
Más vale buena esperanza que ruin posesión.
Más vale buena gana que buena vianda.
Más vale buena manada que espiga larga.
Mas vale buena muerte que mala vida.
Más vale buena queja que mala paga.
Más vale bueno que mucho.
Más vale bueno que sabio.
Más vale bulto de muchos que esfuerzo de pocos.
Más vale caer en gracia que ser gracioso.
Más vale caire que donaire.
Más vale callar lo que se sabe que decir lo que no se sabe.
Más vale callar que con borrico hablar.
Más vale callar que con necios altercar.
Más vale callar que mal hablar.
Más vale camino viejo que sendero nuevo.
Más vale cargar la carga que arrear la mula.
Más vale cien leguas de mal caminar que otras cien sin andar.
Más vale color en la cara que dolor en el corazón.
Más vale copa en mano que bodega en retrato.
Más vale creerlo que irlo a ver.
Más vale cuenta que venta.
Más vale chica concordia que gran discordia.
Más vale dar a ruines que rogar a buenos.
Más vale dar que la carga llevar.
Más vale dar que recibir, si te lo puedes permitir.
Más vale dar que recibir.
Más vale de balde hacer, que en balde ser.
Más vale dejallo que meneallo.
Más vale dejar a los enemigos que pedir a los amigos.
Más vale dejar a ruines que pedir a buenos.
Más vale dejar a tu hijo con mocos que cortarle las narices.
Más vale demandar que hurtar.
Más vale despacio prevenir que despacio arrepentir.
Más vale despedirse que ser despedido.
Más vale din de moneda que don sin renta.
Más vale din que don.
Más vale dinero en mano, que ilusiones de verano.
Más vale Dios ayudar que madrugar.
Más vale doblarse que quebrarse.
Más vale el bien de lejos que el mal de cerca.
Más vale el buen nombre que todo lo demás del hombre.
Más vale el din que el don.
Más vale el ejemplo que el consejo.
Más vale el hueso en marzo que la carne en mayo.
Más vale el humo de mi casa que el fuego de la ajena.
Más vale el que quiere que el que puede.
Más vale el ruego del amigo que el hierro del enemigo.
Más vale el vecino cercano que el pariente lejano.
Más vale en paz un huevo que en guerra un gallinero.
Más vale enemigo cuerdo que amigo loco.
Más vale ensalada que hambre.
Más vale ensordar que mal oír.
Más vale envidiado que compadecido.
Más vale errado que mal enmendado.
Más vale esperar barbas que peinar canas.
Más vale estar gorda y lustrosa que fea y asquerosa.
Más vale estar solo que mal acompañado.
Más vale flaco en la mata, que gordo en la panza de la gata.
Más vale fortuna en tierra que bonanza en la mar.
Más vale gordo que dé risa que flaco que dé lastima.
Más vale guardar que demandar.
Más vale guerra abierta que paz fingida y cubierta.
Más vale hacer las cosas que no mandarlas.
Más vale hasta el tobillo que hasta el colodrillo.
Más vale hombre feo con buen arreo, que mozo bonito y sin un pito.
Más vale humo que escarcha.
Más vale industria que fuerza.
Más vale ir a la cárcel que al hospital.
Más vale ir de capote a capa, que de capa a capote.
Más vale ir por bebida a la taberna que a la botica.
Más vale ir solo que mal acompañado.
Más vale juzgar entre enemigos que entre amigos.
Más vale la envoltura que la criatura.
Más vale la fuerza de la razón que la razón de la fuerza.
Más vale la práctica que la gramática.
Más vale la salsa que los caracoles.
Más vale ladrón que cuatrero.
Más vale lamiendo que mordiendo.
Más vale lápiz corto que memoria larga.
Más vale libertad con pobreza, que prisión con riquezas.
Más vale lidiar con la ruin bestia que llevarla a cuestas.
Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.
Más vale loco que necio.
Más vale llegar a tiempo que rondar cien años.
Más vale llorar que lamentar.
Más vale mal afeitado que bien desollado.
Más vale mala avenencia que buena sentencia.
Más vale mala suerte y buena muerte que buena suerte y mala muerte.
Más vale mala vela, que bombilla fundida.
Más vale malo conocido que bueno por conocer.
Más vale manada que espiga afamada.
Más vale maña que fuerza.
Más vale meaja de rey que doblón de señor.
Más vale media mierda que mierda entera.
Más vale medir y remedir, que cortar y arrepentir.
Más vale mendrugo que tarugo.
Más vale migaja del rey que merced de señor.
Más vale morir bien hablando que vivir mal callando.
Más vale morir de risa que de ictericia.
Más vale morir en paz que vivir en guerra.
Más vale morir con mando que vivir aconsejando.
Más vale mucho saber que mucho tener.
Más vale muchos pocos que pocos muchos.
Más vale muerte callada que desventura publicada.
Más vale mujer de pobre que querida de rico.
Más vale mujer que hacienda.
Más vale mujer triste que marido que embiste.
Más vale oler a asno que a muerto.
Más vale olla que bambolla.
Más vale onza que libra.
Más vale pájaro en mano que almorranas en el ano.
Más vale pájaro en mano que ciento volando.
Más vale pálido una vez que cientos colorado.
Más vale palmo de juez que brazada de abogado.
Más vale pan con amor, que gallina con dolor.
Más vale pan duro que ninguno.
Más vale pasar un mal rato que pasar un mal año.
Más vale paso que dure que carrera que canse.
Más vale paso que dure que trote que canse.
Más vale patatas en paz que tajadas en guerra.
Más vale pelado que amortajado.
Más vale perder un poco que perderlo todo.
Más vale perder que más perder.
Más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto.
Más vale plaza cara que despensa barata.
Más vale poco pecar que mucho confesar.
Más vale poco que nada.
Más vale poco y bien arado que no mucho y arañado.
Más vale poco y bien ganado que mucho y enlodado.
Más vale poco y bien tenido que mucho y mal atendido.
Más vale poco y bueno que mucho y malo.
Más vale pocos muchos que muchos pocos.
Más vale ponerse una vez colorado que ciento amarillo.
Más vale porfiar que apostar.
Más vale poseer lo poco que esperar lo mucho.
Más vale prenda en el arca que fiador en la plaza.
Más vale prestar al enemigo que pedir prestado al amigo.
Más vale prevenir que curar.
Más vale prevenir que ser prevenidos.
Más vale prevenir que tener que lamentar.
Más vale prever que lamentar.
Más vale puñado de experiencia que almuerzo de mucha ciencia.
Más vale puta moza que puta jubilada.
Más vale que digan que aquí corrió y no que aquí murió.
Más vale que la bolsa sienta el dolor que no el corazón.
Más vale que la viña de Señor esté labrada que no que esté yerma.
Más vale que llore el hijo que no el padre.
Más vale que se seque la boca que no la bolsa.
Más vale que sobre que no que falte.
Más vale quedar hoy con gana, que estar enfermo mañana.
Más vale quejoso que arrepiso.
Más vale rato de sol, que cuarterón de jabón.
Más vale remiendo feo que agujero hermoso.
Más vale repetir cosas buenas y viejas que decir cosas malas y nuevas.
Más vale rico labrador que marqués pobretón.
Más vale rico pobre que pobre rico.
Más vale riqueza de corazón que riqueza de posesión.
Más vale rodear que mal pasar.
Más vale rodear que tropezar.
Más vale ruin asno que estar sin él.
Más vale saber casarse que saber citarse.
Más vale saber que haber, para no menester.
Más vale sardina en plato que una sirena en retrato.
Más vale ser amo de cabaña que criado de campaña.
Más vale ser arriero que borrico.
Más vale ser buena enamorada que mala casada.
Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.
Más vale ser cocinero que pollo.
Más vale ser cornudo y que no lo sepa ninguno que sin serlo pensarlo el mundo.
Más vale ser desconfiado que amanecer engañado.
Más vale ser envidiado que compadecido.
Más vale ser envidiado que envidioso.
Más vale ser feo y sabio que hermoso y necio.
Más vale ser mal amo que buen criado.
Más vale ser necio que porfiado.
Más vale ser patojo que ser cojo.
Más vale ser pobre entero que medio.
Más vale ser pobre que ser necio.
Más vale ser pobre y liberal que rico y mezquino.
Más vale ser puta sin parecerlo que aparentarlo y no serlo.
Más vale ser querido que aborrecido.
Más vale ser temido que ser tenido.
Más vale ser un mal realizador, que un magnífico ideador.
Más vale ser un pobre hombre que un hombre pobre.
Más vale ser un rico labrador que un marqués pobretón.
Más vale serlo que parecerlo.
Más vale soltero andar que mal casar.
Más vale sudar que no estornudar.
Más vale sudar que toser y tiritar.
Más vale sudor de madre que leche de madrastra.
Más vale tarde que nunca.
Más vale tardío que vacío.
Más vale tener amigos que señoríos.
Más vale tener mal burro que ninguno.
Más vale tener mal burro que no tenerlo.
Más vale tener malos amigos que buenos enemigos.
Más vale tener medio pan que no tener ninguno.
Más vale tener que dar que tener que mendigar.
Más vale tener que dar que tener que tomar.
Más vale tener que no desear.
Más vale tener un agujero en la bolsa que una mancha en la honra.
Más vale tener un mal burro que no tener ninguno.
Más vale tierra holgada que afamada.
Más vale torre hecha que castillo por hacer.
Más vale tres hombres corrientes que uno sabio.
Más vale trocar placer por dolores que estar sin amores.
Más vale tuerta que muerta.
Más vale tuerto que ciego.
Más vale un amigo bueno que pariente y medio.
Más vale un buen amigo que no un pariente mezquino.
Más vale un día del discreto que toda la vida del necio.
Más vale un grito a tiempo que un sermón bien deletreado.
Más vale un gusto que cien panderos.
Más vale un hecho que cien palabras.
Más vale un hecho que mil dichos.
Más vale un hombre apercibido que dos descuidados y no prevenidos.
Más vale un hoy que diez mañanas.
Más vale un hoy que dos mañanas.
Más vale un mal arreglo que un buen pleito.
Más vale un pan con Dios que dos con el diablo.
Más vale un pillo que te enseñe, que un tonto que te quite la vida.
Más vale un «por si acaso» que un «¡válgame Dios!».
Más vale un «por si acaso» que un «quien pensara».
Más vale un «por si acaso» que un «si hubiera».
Más vale un rato de placer que ciento de pesar.
Más vale un remiendo feo que un agujero hermoso.
Más vale un sí que dos quizás.
Más vale un testigo de vista que ciento de oídas.
Más vale un toma que dos te daré.
Más vale un tonto que no me entienda, que un pillo que me venda.
Más vale un viejo que mozo y medio.
Más vale una abeja sola que mil moscas.
Más vale una cuchara de suerte que una olla de sabiduría.
Más vale una mala boda que un buen entierro.
Más vale una mala pierna que dos buenas muletas.
Más vale una mujer hilando que cinco mirando.
Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo.
Más vale una seca morcilla, que una buena pastilla.
Más vale una segura que dos en duda.
Más vale una tarta compartida, que una mierda para uno sólo.
Más vale una trucha en el caldero que un salmón en el mar.
Más vale una vez colorado que ciento amarillo.
Más vale una vieja sola que mil mozas.
Más vale vergüenza en cara que dolor de corazón.
Más vale vergüenza en cara que mancilla en corazón.
Más vale vieja con dineros que moza con cabellos.
Más vale vino caliente que agua fría.
Más vale vino malo que agua buena.
Más vale vino malo que agua de pantano.
Más vale vino turbio que agua clara.
Más vale vuelco de olla que abrazo de moza.
Más vale vuelta de llave que conciencia de fraile.
Más vale zapato roto que píe hermoso.
Más valen cardos en paz que pollos en agraz.
Más valen dos bocados de vaca que siete de patata.
Más valen dos buenos oradores que veinte malos habladores.
Más valen frutos que flores que los unos dan sabores y las otras no más que olores.


Volver al Refranero


© Refranero Castellano