Está en Refranero Castellano > Refranes sobre vecinos

REFRANES SOBRE VECINOS



Amigos que no dan y vecinos que no prestan, quedar mal poco cuesta.
Buen abogado, mal vecino.
Cada hijo de vecino tiene sus hechos por padrino.
Cada uno quiere llevar el agua a su molino y dejar en seco el de su vecino.
Cada uno trate de su oficio y deje el del vecino.
Casa de esquina, para mi vecina.
Casa de esquina, para mi vecina; aunque no enseña eso la medicina.
Cierra tu puerta y alaba a tu vecino.
Con ayuda del vecino, mató mi padre un cochino.
Con buen vecino, casarás tu hija y venderás tu vino.
Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar.
Del buen vecino sale el buen amigo.
Diga mi vecina y tenga mi costal harina.
El hombre mezquino, en cada barrio es vecino.
El que no tiene casa, adonde quiera es vecino.
El que se alegra del mal del vecino, el suyo le viene de camino.
El que tiene tejado de vidrio no le tira piedras al vecino. 
El rey y el camino, mal vecino.
En casa de mi vecino, cuando no hay para pan, hay para vino.
En gran aprieto, espera más del vecino que del nieto.
Fía en la quina, y no en el ensalmo de tu vecina.
Hijo casado, vecino airado.
La buena cocina a la pobreza tiene por vecina.
La cabra de mi vecina más leche da que la mía.
La gallina de mi vecina siempre es mas gorda que la mía.
La manzana podrida pudre a su vecina.
La que quisiera hacer mejor pan que su vecina, amáselo con agua y no con harina.
La vecindad es fuente de amistad. 
La viña entre viñas y la casa entre vecinas.
Las faltas del vecino hanse de conocer, no de aborrecer.
Las zorras y las gallinas, malas vecinas.
Llave en cinta hace buena a mí y a mi vecina.
Lleva siempre tu camino, y no mires nunca el de tu vecino.
Lo que hagas en la cocina, no lo puede ver la vecina.
Mal me quieren mis comadres, porque les digo las verdades; bien me quieren mis 
vecinas, porque les digo las mentiras.
Malos vecinos son pero y sino.
Más te sacará del apuro un real tuyo, que un duro del vecino.
Más vale buen vecino que pariente ni primo.
Más vale el vecino cercano que el pariente lejano.
Mejor con tu enemigo que con tu vecino.
Mejor me sabe en mi casa un canto de pan que en la de mi vecino un enorme faisán.
Mejor que gruña el cochino que los hijos del vecino.
Murmura la vecina de la casa ajena y no murmura de la suya que se le quema.
Nadie ponga al fuego su olla vacía esperando que el vecino se la llene de carne.
Ni abad por vecino, ni fraile maitino.
Ni fraile por amigo, ni clérigo por vecino.
Ni río por vecino, ni viña junto al camino.
Ninguno que beba vino llame borracho a su vecino.
No hay mejor vecina que tu cocina.
Pan y vino, un año tuyo y otro del vecino.
Peléate mejor con los parientes que con los vecinos.
Por mas gorda que sea la gallina, ha menester a su vecina.
Por rica que sea Marina, ha menester a su vecina.
Por un mal vecino, no deshagas tu nido.
Pueblos vecinos, mal avenidos.
Puerta abierta, vecino que entra.
¡Qué buenas sois mis vecinas!, pero me faltan tres gallinas.
Quien el puchero del vecino quiere probar, deje el suyo sin tapar.
Quien quiera mal a su vecina, déle en mayo una sardina.
¿Quién es tu hermano? El vecino más cercano.
Quien se alegra del mal del vecino, el suyo le viene de camino.
Quien tiene el tejado de vidrio, no tire piedras al de su vecino.
Quien tiene pan y tocino, ¿a qué quiere pleitos con su vecino?
Razona con tu vecino y lo harás tu amigo.
Refrán es muy antiguo que es gran mal el mal vecino y más si es de tu oficio.
Rigurosa justicia de la crueldad es vecina.
Río y camino malos vecinos.
Río, señor, horno, mulo ni molino, no lo tengas por vecino.
Si a tu vecino quieres mal, mete las cabras en su olivar.
Si el alcalde corta pinos, ¿qué no harán los demás vecinos?
Si hay concejal por vecino, siempre tendrás buen camino.
Si quieres saber quien eres, pregúntalo a tu vecino.
Si tu vecino te alaba y felicita, en algo te necesita.
Va la moza al río, calla lo suyo y cuenta lo de su vecino.
Vecina de portal, gallina de corral.
Vecina emprestadera, hace mala alhajera.
Vecina, bocina.
Vecino de pueblo, ciudad quiere.
Vecino que no presta y cuchillo mangorrero, que se pierda, ¿qué va en ello?.
Veis en el ojo del vecino una paja y en el vuestro no veis una tranca.


Volver al Refranero


© Refranero Castellano