Está en Refranero Castellano > Refranes sobre la amistad

REFRANES SOBRE LA AMISTAD





A buen amigo buen abrigo.
Al amigo que en apuro está, no mañana, sino ya.
Al amigo reconciliado, con un ojo abierto y el otro cerrado.
Al amigo y al caballo, no apretallo.
Al guardar el trigo, no quiero parientes ni amigos.
Amigo beneficiado, enemigo declarado.
Amigo de muchos, amigo de ninguno.
Amigo de uno, y enemigo de ninguno.
Amigo del buen tiempo múdase con el viento.
Amigo en la adversidad, es amigo de verdad.
Amigo leal y franco, mirlo blanco.
Amigo por interés no dura porque no lo es.
Amigo que no da, y navaja que no corta, si se pierden poco importa.
Amigo reconciliado, enemigo doblado.
Amigo sin dinero, eso quiero; que dinero sin amigo, a veces no vale un higo.
Amigo traidorcillo, más hiere que un cuchillo.
Amigo viejo, tocino y vino añejo.
Amigo y de fiel empeño; es el perro... con su dueño.
Amigos al prestar, enemigos al devolver.
Amigos, oros y vinos, cuanto más viejos, mas finos.
Amistad de boquilla, no vale una cerilla.
Amistad del poderoso, sol de invierno y amor de mujer, duraderos no pueden ser.
Amistad de yerno, sol de invierno.
Amistad fuerte, llega más allá de la muerte.
Amistad por interés, no dura porque no lo es.
Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas.
Años de higos, años de amigos.
Aquel es tu amigo, que te quita de ruidos.
Bien me quieres, bien te quiero, mas no te doy mi dinero.
Buenas cuentas, conservan amistades.
Buenos amigos y buenos abriles, uno entre miles.
Cada oveja con su pareja.
Cada par con su par.
Comida acabada, amistad terminada.
Con buen pan y buen vino, no te faltarán amigos.
Con ciertos amigos, no se necesitan enemigos.
Con mi duro cuento yo; con mi amigo quizás no.
Con quien te vi te comparé.
Con quien tengas trato, no tengas contrato.
Consejo de quien bien te quiere, escríbelo, aunque no lo apruebes.
Cuando te vayas a casar, manda a los amigos a otro lugar.
Cuentas claras conservan amistades.
Cuentas claras, amistades largas.
De los amigos me guarde Dios, que de los enemigos me guardo yo.
Desdichas y caminos, hacen amigos.
Dime con quién andas y te diré quién eres.
Dios los cría y ellos se juntan.
Dios me dé contienda, con quien me entienda.
Doblada es la maldad que sucede a la amistad.
Donde hay confianza, da asco.
Dos amigos de una bolsa, el uno canta y el otro llora.
El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
El que bien te quiere te hará llorar.
El que con lobos anda, a aullar se enseña.
El que de amigos carece es que no los merece.
El que no oye consejo no llega a viejo. 
El que no tiene amigos, tema a los enemigos. 
El que presta a un amigo, pierde el dinero y pierde el amigo.
El vino, con el amigo.
En bien cortar y en vino echar, bien veo quién me quiere bien y quién me quiere mal.
En chica casa y en largo camino, se conoce al amigo.
En el peligro, se conoce al amigo.
En la mucha necesidad, se conoce al amigo de verdad.
En la necesidad, se conoce la amistad.
En largos caminos, se conocen los amigos.
En prisión y enfermedad, se conoce la amistad.
Entrañas y arquetas, a los amigos abiertas.
Entre amigos no hay cumplidos.
Entre amigos y soldados cumplimientos son excusados.
Entre dos amigos, un notario y dos testigos.
Es bueno tener amigos hasta en el infierno.
Hoy por ti, mañana por mí.
La amistad hace lo que la sangre no hace.
La vecindad es fuente de amistad.
La verdadera amistad es inmortal.
Más daño hacen amigos necios que enemigos descubiertos.
Más vale buen amigo que pariente ni primo.
Más vale enemigo cuerdo que amigo loco.
Más vale estar solo que mal acompañado.
Más valen amigos en la plaza que dineros en el arca.
Más vale onza de sangre que libra de amistad.
¿Me guardas un secreto, amigo?; mejor me lo guardas si no te lo digo.
Ni de amigo reconciliado, ni de manjar dos veces guisado.
Ni yerba en el trigo ni sospecha en el amigo.
No busques por amigo al rico ni al noble, sino al bueno, aunque sea pobre.
No hay mejor espejo, que el amigo viejo.
No hay mejor pariente, que el amigo presente.
Por un mal chiste, un buen amigo perdiste.
Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
Quien da consejo no pedido, pierde el consejo y pierde el amigo.
Quien presta al amigo, cobra un enemigo.
Quien tiene un amigo tiene un tesoro
Secreto de dos, guardado; de más de dos, en la calle echado.
Si dices las verdades, pierdes las amistades.
Si hay trato, amigos pueden pueden ser el perro y el gato.
Siembra buenas obras y recogerás frutos de sobra.
Vida sin amigos, muerte sin testigos.


Volver al Refranero


© Refranero Castellano