Está en Refranero Castellano > Refranes sobre las palabras

REFRANES SOBRE LAS PALABRAS

A buen entendedor, pocas palabras bastan.
A palabras necias oídos sordos
Boca cerrada, más fuerte es que una muralla.
Boca de verdades, cien enemistades.
Buenas palabras y buenos modales, todas las puertas abren.
Cada uno habla como quien es.
Con buenas palabras y mejores hechos, conquistarás el mundo entero.
Del dicho al hecho hay mucho trecho.
El poco hablar es oro, y el mucho es lodo.
El que calla, no dice nada.
El que calla, otorga.
El que callar no puede, hablar no sabe.
El que más habla es el que más tiene porqué callar.
El que no cumple su palabra al fin su desdicha labra.
El sabio calla, el tonto otorga.
El valiente de palabras es muy ligero de pies.
En boca cerrada no entran moscas.
En la boca del discreto lo público es secreto.
Habla, no cuando quieras, sino cuando puedas.
Habla poco, escucha más y no errarás.
Hablando se entiende la gente.
Hablando se saben las cosas, callando se ignoran.
La lengua no tiene hueso, pero corta lo más grueso.
Las palabras se las lleva el viento.
Más apaga buena palabra que caldera de agua.
Más vale callar que con borrico hablar.
Más vale un palabra a tiempo que cien a destiempo.
No hay palabra mal dicha si no fuese mal entendida.
Necedad es dar más fe a palabras que a obras.
Necio que calla por sabio pasa.
Necio que sabe callar camino de sabio va.
No con palabras, sino con migas, se llenan las barrigas.
No habla mejor quien más voces da.
No habría palabra mala si no fuese mal tomada.
No hay palabra mal dicha si no es mal entendida.

Obras dan renombre, que no palabras del hombre.
Obras y palabras, lo uno es mucho y lo otro es nada.
Palabra dada, palabra sagrada.
Palabra de cortesano, humo vano.
Palabra de mujer no vale un alfiler.
Palabra de rey, atrás no vuelve.
Palabra de rey por nada se tuerce.
Palabra dicha no vale lo que escrita.
Palabra o piedra suelta, no tiene vuelta.
Palabra real, no vuelve atrás.
Palabra y piedra suelta, no tienen vuelta.
Palabras de boca, piedra de honda.
Palabras de buen comedimiento, no obligan y dan contento.
Palabras de cortesía suenan bien y no obligan.
Palabras de lisonjero, muchas son y sin provecho.
Palabras no rompen hueso.
Palabras no sacan sangre.
Palabras señaladas no quieren testigos.
Palabras vanas, ruido de campanas.
Palabras y plumas el viento las tumba.
Por la boca muere el pez.
Por un mal chiste un buen amigo perdiste.
Quien habla lo que no debe, oye lo que no quiere.
Quien habla siembra, quien oye y calla, recoge y siembra.
Quien mucho habla, mucho yerra.
Quien tiene boca se equivoca.
Sabio es quien poco habla y mucho calla.
Tenemos dos ojos para ver mucho y una boca para hablar poco.
Tener la boca cerrada, vale mucho y cuesta nada.
Una imprudente palabra, nuestra ruina a veces labra.
Una palabra deja caer una casa.
Va la palabra de boca en boca como el pajarillo de hoja en hoja.
Vase la piedra de la honda y la palabra de la boca.



Volver al Refranero


© Refranero Castellano